• Diabetes News You Can Use
    Contact Us

    Texas Diabetes Prevention & Control Program
    MC 1965
    PO Box 149347 Austin, Texas 78714-9347
    1100 West 49th Street
    Austin, TX 78756

    Phone: (512) 776-2834              
    Fax: (512) 776-7408

    diabetes@dshs.texas.gov

La diabetes en niños y adolescentes

Hasta hace poco, la diabetes tipo 1 era la que típicamente se diagnosticaba en niños y adolescentes; sin embargo, a los menores de edad se les diagnostica con cada vez mayor frecuencia la diabetes tipo 2. La diabetes tipo 1 es menos común que la tipo 2: solo alrededor del 5 por ciento de las personas con diabetes tienen el tipo 1. Se puede controlar la diabetes siguiendo las recomendaciones del médico para llevar un estilo de vida saludable, controlando el nivel de azúcar en la sangre, haciéndose chequeos médicos periódicos y tomando en cuenta otros consejos al respecto.

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 (anteriormente llamada diabetes insulinodependiente o diabetes juvenil) generalmente se diagnostica en niños, adolescentes y adultos jóvenes, pero puede presentarse a cualquier edad.

Si tiene diabetes tipo 1, el páncreas no produce insulina o produce muy poca. La insulina es una hormona que permite que el azúcar en la sangre ingrese a las células del cuerpo, donde puede servir como fuente de energía. Sin insulina, el azúcar en la sangre no puede entrar en las células, por lo que se acumula en el torrente sanguíneo. Un alto nivel de azúcar en la sangre daña el cuerpo y, si no se trata, causa muchos de los síntomas y complicaciones de la diabetes.

Junto con la insulina y cualquier otro medicamento que tome, puede controlar la diabetes cuidando su salud. Siga un plan de alimentación saludable, manténgase físicamente activo y controle el nivel de azúcar en la sangre, según lo prescrito por su médico. Trabaje con su equipo de atención médica para elaborar un plan de control de la diabetes que funcione para usted.

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 anteriormente se denominaba diabetes del adulto, pero por los aumentos en la tasa de obesidad infantil, se ha vuelto más común entre niños y adolescentes. Cuando una persona tiene diabetes tipo 2, el cuerpo no produce ni usa bien la insulina.

Los niños y adolescentes tienen mayor riesgo de la diabetes tipo 2 si tienen sobrepeso u obesidad, si tienen antecedentes familiares de diabetes o si no llevan una vida activa. También corren mayor riesgo los niños y adolescentes que son negros, hispanos, nativos americanos, nativos de Alaska, asiáticos americanos o de las islas del Pacífico. Pero hay buenas noticias. La diabetes tipo 2 puede controlarse comiendo alimentos saludables y llevando una vida activa.

A diferencia de muchas afecciones, el control de la diabetes está en manos de usted, el paciente, con el apoyo de su equipo de atención médica.

Es posible que pueda controlar la diabetes tipo 2 a través de una alimentación saludable y la actividad física, o que su médico le recete medicamentos como insulina u otros medicamentos inyectables u orales para ayudar a controlar el nivel de azúcar en la sangre y evitar complicaciones. También es importante mantener su presión arterial y colesterol dentro del rango prescrito por su médico y someterse a las pruebas de detección necesarias (incluidas las pruebas de función renal y los exámenes dentales y de la vista para diabéticos).

 


Última actualización 17 de abril de 2019