Texas delinea requisitos para Blue Bell

Comunicado de prensa
14 de mayo de 2015

Los funcionarios de salud de Texas finalizaron hoy junto con Blue Bell Creameries las medidas que la compañía debe tomar antes de poder vender helado de su planta de Brenham. La compañía cerró su operación temporalmente después de que se descubrió Listeria monocytogenes en ciertos productos de heladería.

Los funcionarios de salud de Texas delinearon los requisitos y los hitos que la compañía debe alcanzar antes de poder sacar a la venta el helado en el mercado. La compañía aceptó los términos acordados con el Estado temprano el día de hoy.

Blue Bell debe notificar al Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas al menos dos semanas antes de que vaya a empezar a elaborar helado para poner a la venta, de forma que los funcionarios de salud puedan realizar una evaluación completa del progreso de la compañía y los resultados de los análisis. La compañía debe realizar corridas de producción de prueba del helado a las que el DSHS y la compañía someterán por separado a análisis de detección de Listeria monocytogenes. Los productos deben tener resultados negativos sistemáticamente antes de que puedan distribuirse al público. Debe ocurrir una puesta a prueba con resultados de análisis negativos por cada cadena de producción antes de que la cadena pueda comenzar a elaborar helado para poner a la venta.

Los inspectores de salud estatales irán a la planta de Brenham regularmente para evaluar los resultados de los análisis y vigilar las puestas a prueba. La compañía realizará análisis de detección de Listeria monocytogenes al helado, los ingredientes, las superficies alimentarias, la maquinaria y otro equipo en su planta de Brenham y permitirá que los inspectores de salud estatales revisen todos los resultados.

Durante al menos dos años después de reanudada la producción, Blue Bell debe informar al DSHS en el curso de 24 horas de presuntos resultados positivos en los análisis de detección de Listeria monocytogenes en un producto o ingrediente. Durante al menos un año después de reanudada la producción, Blue Bell debe implementar procedimientos de “análisis y verificación” para todos los productos terminados, lo cual significa que los resultados de los análisis hechos a los productos elaborados en la planta de Brenham deben ser negativos antes de que estos puedan distribuirse para ponerse a la venta al público.

Los funcionarios de salud estatales además están revisando los procedimientos de limpieza a fondo, los procesos de salubridad continuos y las actividades de capacitación en la planta de Brenham. Blue Bell ha contratado a un experto independiente para que supervise los esfuerzos de salubridad y este, como parte del acuerdo, realizará análisis de causa fundamental para intentar determinar las fuentes de la contaminación.

Texas está trabajando con expertos estatales y nacionales en examinar la fabricación de postres helados e identificar los cambios que podrían ser necesarios para reforzar las normas a fin de proteger la salud pública.

Aquí encontrará el acuerdo: www.dshs.state.tx.us/news/releases/bluebell.pdf.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Carrie Williams, Directora de Relaciones Mediáticas, 512-776-7119)

Última actualización 14 de mayo de 2015