El primer caso del año por el virus del Nilo Occidental pone de relieve precauciones

Comunicado de prensa
19 de mayo, 2016

Con el primer caso este año en Texas de virus del Nilo Occidental, el Departamento Estatal de Servicios de Salud (DSHS) de Texas le recuerda a la población que tome precauciones para evitar las picaduras de mosquitos y la transmisión de la enfermedad que puede ser mortal. El Departamento de Salud Pública de la Ciudad de El Paso informó hoy el caso al DSHS.

La atención se ha centrado recientemente en el zika, una enfermedad relativamente nueva en el Hemisferio Occidental de la que no ha ocurrido todavía ninguna transmisión por mosquitos en Texas. Mientras los funcionarios de salud continúan preparándose ante la posibilidad de que el zika se pudiera propagar en Texas, el virus del Nilo Occidental ha regresado este verano. En 2015, el virus del Nilo Occidental provocó 275 casos informados de enfermedad en el estado, incluidas 16 muertes.

Para reducir la exposición al virus del Nilo Occidental y otros virus transmitidos por mosquitos, las personas deberían:

  • Usar un repelente de insectos aprobado por la EPA como aquellos que contienen DEET, picaridina, IR3535 o aceite de eucalipto y limón, y productos que contienen para-mentano-diol (mentoglicol). La gente debe seguir las instrucciones de la etiqueta y usar repelente cada vez que salga al aire libre.
  • Drene con regularidad el agua estancada, incluida el agua acumulada en las latas vacías, las llantas, las cubetas, los canalones obstruidos y las bases de las macetas. Los mosquitos transmisores del virus del Nilo Occidental se reproducen en el agua estancada.
  • Use ropa de manga larga y pantalones cuando esté al aire libre.
  • Use el aire acondicionado y asegúrese de que todas las puertas y ventanas tengan mosquiteros sin roturas para evitar que los mosquitos entren a su casa. Las mismas precauciones serán útiles también para prevenir el zica, si bien el virus del Nilo

Occidental se transmite principalmente por el mosquito Culex, cuya mayor actividad ocurre al amanecer y al anochecer, mientras que el zika se transmite por el mosquito Aedes, el cual generalmente pica durante el día.

No hay medicinas que traten ni vacunas que prevengan la infección por el virus del Nilo Occidental. La gente mayor de 50 años de edad y aquellas personas que tengan otros problemas de salud corren mayor riesgo de enfermarse gravemente o morir al infectarse con el virus. Si las personas tienen síntomas y sospechan que tienen una infección por el virus del Nilo Occidental, deben comunicarse con su proveedor de servicios de salud.

Los síntomas de la fiebre del Nilo Occidental incluyen dolor de cabeza, fiebre, dolores musculares y de articulaciones, náusea y fatiga. Una forma más grave de esta fiebre, la enfermedad neuroinvasiva del Nilo Occidental, puede también ocasionar tortícolis, desorientación, temblores, convulsiones, parálisis y coma.

El DSHS actualizará con regularidad las cifras de casos en www.dshs.state.tx.us/news/updates.shtm

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Chris Van Deusen, Funcionario de Prensa del DSHS, 512-776-7753)

Oficina de Prensa del DSHS en Twitter (contenido en inglés)

Última actualización 13 de junio de 2016