Posible exposición al sarampión en un cine de Waxahachie

Comunicado de prensa
19 de enero de 2018

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas alerta a aquellas personas que acudieron el pasado 9 de enero a los Showbiz Cinemas de Waxahachie sobre la posibilidad de que se hayan expuesto al virus del sarampión. Dado que uno de los espectadores estaba enfermo de sarampión, las personas que fueron al cine ese día deberían estar atentos a cualquier sarpullido o síntoma del sarampión que pudieran presentar hasta el 30 de enero. La posible exposición en el cine, situado en 108 Broadhead Road, solo se produjo ese día, por lo que el riesgo ha desaparecido.

El sarampión es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa que se propaga mediante el contacto con personas infectadas cuando estas tosen o estornudan. El sarampión es tan contagioso que el 90% de las personas que tienen contacto con una persona infectada y no son inmunes a la enfermedad, también podrían contraerla. Aunque la eficacia de la vacuna contra el sarampión es muy alta (de alrededor del 97% con dos dosis), hay un reducido número de personas que, a pesar de haberse vacunado, todavía podrían enfermar, por lo que también deberían estar atentos a cualquier síntoma.

Por lo general, en las personas expuestas al virus el sarpullido tarda en aparecer alrededor de dos semanas, e incluso tres. El contagio se puede producir desde cuatro días antes de la aparición del sarpullido hasta cuatro días después. El sarpullido, consistente en manchas de color rojo, suele afectar primero al rostro para luego pasar al cuello y al torso, y finalmente al resto del cuerpo. Otros síntomas son fiebre por encima de los 101 grados, tos, secreción nasal, y ojos llorosos y enrojecidos.

Las personas que estuvieron en el cine el 9 de enero y presenten estos síntomas deben ponerse en contacto con su proveedor médico para informarle al respecto. Es importante llamar antes para que el proveedor pueda tomar las precauciones necesarias y así evitar que el personal y otros pacientes se expongan al virus del sarampión.

El personal médico debería contemplar la posibilidad de que el paciente tenga sarampión si presenta un sarpullido y fiebre. Si sospechan que se trata de un caso de sarampión, deberán informar de ello al departamento de salud local lo antes posible. Los pacientes que tengan sarampión o puedan haber contraído la enfermedad deben recibir atención médica, además de permanecer en casa hasta cuatro días después de la aparición del sarpullido.

-30-

(Contacto para los medios informativos: Chris Van Deusen, Director de Relaciones con los Medios del DSHS, 512-776-7119)

Última actualización 19 de enero de 2018