Sarampión - Aviso de salud pública - 23.01.18

AVISO DE SALUD PÚBLICA

Brote de sarampión en el condado de Ellis
23 de enero de 2018

Resumen de la situación

Se ha confirmado un brote de sarampión en el condado de Ellis. Actualmente hay seis casos confirmados de sarampión, todos ellos en personas sin vacunar. En lo que va de 2018, se ha informado de seis casos de sarampión en Texas. En 2017 se informó de un solo caso de sarampión en Texas.

Es posible que se presenten más casos. Por tratarse de una enfermedad sumamente contagiosa, seguimos pidiendo a los profesionales clínicos que tomen las siguientes recomendaciones.

Guía para los profesionales médicos

Los médicos y otros proveedores de atención médica deben considerar el sarampión en el diagnóstico diferencial inicial de los pacientes que presenten los siguientes síntomas, especialmente aquellos que han viajado al extranjero o que estuvieron en contacto con personas a las que se ha confirmado la enfermedad, independientemente de su historial de vacunación:

  • Fiebre (normalmente ≥101°F (38.3°C) Y
  • Exantema maculopapuloso generalizado por ≥3 días Y
  • Tos, secreción nasal, conjuntivitis O manchas de Koplik (manchas rojizas o rosáceas de centro blancoazuláceo que aparecen en la mucosa yugal y labial, normalmente frente a los molares)

Informe inmediatamente de cualquier sospecha de casos de sarampión llamando a la Región de Salud Pública 2/3 del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas al 1-817-822-6786, o bien a su departamento de salud local. Es preferible comunicarse cuando el paciente esté en la clínica para que sea más fácil realizar pruebas de laboratorio e iniciar una investigación de salud pública, la cual incluirá el seguimiento de posibles casos de exposición a la enfermedad.

Precauciones para controlar el contagio

  • El sarampión es sumamente contagioso y se transmite principalmente de una persona a otra mediante las gotitas que salen del sistema respiratorio y se transportan por el aire. El periodo de incubación es de aproximadamente dos semanas (entre 7 y 21 días) desde que ocurre la exposición hasta el comienzo de la enfermedad. El contagio se puede producir desde cuatro días antes de la aparición del sarpullido hasta cuatro días después.
  • En las clínicas de urgencias y salas de emergencia, las personas que presenten posibles síntomas de sarampión deben llevar cubrebocas. Además, deben ser retiradas rápidamente de la sala de espera y llevadas a un cuarto con la puerta cerrada para ser examinadas. Se recomienda el aislamiento para prevenir la transmisión aérea de la enfermedad. En otros centros ambulatorios, las citas para atender a los posibles afectados deben programarse hacia el final del día, de ser posible. El personal médico que atienda a pacientes que pudieran tener sarampión debe tomar medidas para prevenir la propagación de la enfermedad por el aire.
    ( www.cdc.gov/hicpac/2007IP/2007isolationPrecautions.html)
  • • Las personas con sarampión acuden en muchos casos a los consultorios médicos o las salas de emergencia, lo cual plantea un riesgo de contagio en estos lugares. Los centros de salud deben contar con comprobantes de inmunidad al sarampión de todos sus empleados ( www.immunize.org/catg.d/p2017.pdf). Se recuerda a los centros de salud que verifiquen el estado inmunitario de todos los empleados.

Pruebas de diagnóstico

Se debe hacer la prueba del sarampión a toda persona con posibles síntomas de la enfermedad. Se deben tomar las siguientes muestras a todo paciente con posibles síntomas de sarampión al momento de la consulta médica inicial:

  • Muestra de sangre (que deberá enviarse para pruebas serológicas a fin de detectar el anticuerpo IgM); Y
  • Frotis faríngeo (de preferencia) o nasofaríngeo para hacer la prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

Medidas de control

  • Las medidas de control son más eficaces entre más pronto se apliquen. La vacuna contra el sarampión puede prevenir la enfermedad si se aplica pronto (en las 72 horas posteriores a la exposición) a las personas susceptibles, es decir, quienes posiblemente han estado expuestos al virus y no están vacunados (concretamente, quienes no han recibido dos vacunas contra el sarampión). La vacuna aplicada luego de haber estado expuesto al virus podría dar también protección a largo plazo, aunque generalmente debe aplicarse una segunda vacuna al menos un mes después, para una protección óptima. El concentrado de inmunoglobulinas podría estar indicado para ciertas personas, pero no debe usarse para intentar controlar un brote.
  • Las contraindicaciones de la vacuna contra el sarampión incluyen cualquier reacción anafiláctica a algún componente de la vacuna y la inmunosupresión grave. La vacuna contra el sarampión está contraindicada también durante el embarazo. Debe evitarse el embarazo cuando menos durante un mes después de la vacunación. El contacto cercano con una mujer embarazada NO es una contraindicación para la vacuna contra del sarampión. Estar amamantando NO es una contraindicación ni para la mujer ni para el bebé.
  • Para acceder a calendarios de vacunación imprimibles en distintos formatos y a recomendaciones para todas las edades, visite http://www.cdc.gov/vaccines/schedules/.

Criterios de exclusión

El sarpullido en las personas con sarampión se presenta normalmente entre el tercer y el séptimo día de la enfermedad. Estas personas no deben ir a la escuela ni al trabajo, ni a ningún otro lugar donde se reúna gente, hasta el cuarto día luego de la aparición del sarpullido. Durante un brote, las personas susceptibles (aquellas que no puedan comprobar que están vacunadas ni que se han contagiado en el pasado) deben mantenerse alejadas de las personas con sarampión para prevenir una mayor propagación de la enfermedad. Los niños sin vacunar que hayan estado expuestos al virus deben evitar ir a la escuela y a otros lugares donde se reúna gente al menos durante los 21 días siguientes a la exposición. En este lapso se debe observar al niño para detectar cualquier signo o síntoma del sarampión.

Se puede consultar más información sobre la exclusión y el reingreso en http://www.dshs.texas.gov/DCU/health/schools_childcare/SchoolHealth/.

Agradecemos su ayuda en la tarea de proteger y promover la salud en la región. Si tiene alguna pregunta o quiere más información sobre el sarampión, llame a la Región de Salud Pública 2/3 del Departamento Estatal de Servicios de Salud al (817) 264-4541 en horas de oficina, o al (817) 822-6786 fuera del horario normal.

Última actualización 25 de enero de 2018