Alerta sanitaria: Botulismo en lactantes

ALERTA SANITARIA:
Botulismo en lactantes y el riesgo de los chupetes con miel
16 de noviembre de 2018

ANTECEDENTES: La miel puede contener esporas de Clostridium botulinum, un organismo que produce una potente neurotoxina conocida por causar enfermedades graves en los bebés. El botulismo en los lactantes ocurre cuando se inhalan o ingieren esporas de C. botulinum contenidas en alimentos, polvo u otros materiales, y germinan en el intestino de los bebés, quienes todavía no han desarrollado una flora intestinal madura. Por ello, se recomienda a los padres que no les den miel (cruda o de otro tipo) a niños menores de 12 meses de edad.

Botulismo en lactantes: Los síntomas del botulismo en bebés menores de 12 meses de edad generalmente comienzan con estreñimiento y pueden incluir pérdida de apetito o escasa succión al amamantarse, debilidad, párpados caídos, pérdida del control de la cabeza y dificultad para respirar. La gravedad puede variar desde una enfermedad leve con aparición gradual hasta la parálisis, insuficiencia respiratoria y muerte. El pronto reconocimiento de un caso sospechoso, la administración de antitoxina y el inicio de los cuidados de apoyo pueden detener el progreso de la enfermedad.

Las pruebas de confirmación se coordinarán en el laboratorio del Departamento Estatal de Servicios de Salud (DSHS). Para obtener la antitoxina (BabyBIG) para tratamiento, los médicos pueden comunicarse con la División de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Agudas del DSHS o con el Programa de Tratamiento y Prevención del Botulismo Infantil de California.

Tendencias recientes: Los casos son poco frecuentes. Entre 2013 y 2017, en Texas se ha registrado un promedio de entre 7 y 8 casos anuales de botulismo en lactantes. Sin embargo, desde agosto del año en curso, se ha tratado por botulismo a cuatro pacientes que han usado chupetes con miel comprados en México.

Los investigadores observaron que estos chupetes con miel y otros chupetes que contienen alimentos se venden en tiendas minoristas, así como en línea, y que los padres pueden no estar conscientes del posible peligro.

Recomendaciones: A los bebés (niños menores de 12 meses de edad) no se les debe dar miel, ni chupetes que contengan miel u otros productos alimenticios, debido al riesgo de contraer botulismo. El consumo de miel es ampliamente reconocido como un factor de riesgo de botulismo en lactantes por parte de los profesionales médicos y de salud pública.

El botulismo en lactantes es una enfermedad grave que requiere atención médica urgente. Todos los casos sospechosos se deben reportar inmediatamente a los funcionarios de salud pública.

Para obtener más información, comuníquese con el DSHS al 512-776-7676.

Última actualización 16 de noviembre de 2018