Aviso de salud pública: El DSHS alerta sobre envenenamiento por mercurio vinculado con cremas para la piel contaminadas

9 de enero de 2020

Antecedentes: 

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) alerta al público sobre las cremas para la piel que contienen mercurio. Se ha encontrado que algunas cremas para la piel hechas, alteradas o de venta en México y otros países contienen mercurio.

En uno de los casos, se diagnosticó envenenamiento por mercurio a una persona después de usar un producto comprado en México con una etiqueta de crema para la piel “Pond's”. El mercurio no fue agregado por el fabricante original sino por un tercero, aparentemente en México. Un caso similar de envenenamiento por mercurio a causa de una crema para la piel se reportó recientemente en California, y Texas ha tenido otros casos en el pasado. Quienes venden las cremas para la piel con mercurio afirman que aclaran la piel, tratan el acné o desvanecen las pecas, las imperfecciones y las manchas de la edad.

El mercurio es peligroso y puede tener efectos adversos en la salud tanto en adultos como en niños. El uso de los productos que contienen mercurio entre mujeres embarazadas y madres que amamantan es especialmente preocupante, porque el mercurio puede transmitirse al feto y a los recién nacidos.

Manifestación clínica:

Los síntomas asociados con el envenenamiento por mercurio suelen variar, lo cual presenta dificultades para el diagnóstico. Debido a esto, a menudo se diagnostica erróneamente y conduce a tratamientos clínicos que no atacan al problema de raíz, el envenenamiento por mercurio.

        Algunos de los síntomas generales del envenenamiento por mercurio son: agitación, temblores, alteración del equilibrio o la coordinación, dolores de cabeza, hipertensión, depresión, insomnio, pérdida de peso, fatiga, nerviosismo, irritabilidad, ansiedad, pérdida de la memoria, problemas para concentrarse o entumecimiento u hormigueo en las manos, los pies y los labios.

En niños, la exposición prolongada al envenenamiento por mercurio puede producir salivación o sed excesivas, gingivitis, irritabilidad, anorexia, tono muscular deficiente, calambres en las piernas, hipertensión, sarpullido, piel descamada o despellejada o extremidades de color rosa (p. ej., manos y pies).

La exposición a largo plazo al mercurio puede causar daño al aparato digestivo, al sistema nervioso y a los riñones. Además de los síntomas mencionados anteriormente, también se podría experimentar fatiga, dolores musculares, debilidad y úlceras bucales. 

Recomendaciones para los profesionales clínicos:

Los proveedores de atención médica deben:

  • Preguntar a los pacientes con posible envenenamiento por mercurio si usaron cremas para la piel compradas en México o en otros países.
  • Urgir a los pacientes a dejar de usar el producto inmediatamente si este no se compró en una tienda reconocida del país respectivo o si no estaba sellado al comprarlo.
  • Pedir al paciente que cierre bien el frasco de crema para la piel, lo guarde en una bolsa de plástico herméticamente cerrada y le pegue una etiqueta que diga “Mercurio. No tocar”.
  • Comunicarse con la Red de Centros de Control del Envenenamiento en Texas al 800-222-1222 si tienen preguntas sobre el tratamiento médico del envenenamiento por mercurio.

Si se sospecha que un paciente ha usado cremas para la piel que contienen mercurio, el DSHS recomienda que los proveedores de atención médica sometan muestras de sangre y orina a un análisis de detección de mercurio.

Recomendaciones para el público:

Se recomienda al público que solo compre productos para el cuidado de la piel en los frascos originales y sellados, y en tiendas reconocidas.

Las personas que crean haberse expuesto al mercurio mediante las cremas para la piel deben comunicarse con su proveedor de atención médica o con la Red de Centros de Control del Envenenamiento en Texas al 800-222-1222. 

Quienes tengan en su casa cremas para la piel que contengan mercurio deben deshacerse de los frascos cerrados en un centro de desechos domésticos peligrosos. Si no hay un centro de desechos domésticos peligrosos cercano, deben cerrar bien el producto, colocarlo en una bolsa herméticamente cerrada y etiquetada, y tirarlo en la basura de la casa.

Para encontrar un centro de desechos domésticos peligrosos cercano, visite la página: https://www.tceq.texas.gov/assets/public/assistance/hhw/hhw_contacts.pdf (en inglés)

Para más información:

Para reportar un caso, hacer preguntas sobre cómo deshacerse de los productos que contienen mercurio o recibir información sobre el tratamiento médico relacionado con el envenenamiento por mercurio, comuníquese con:

Red de Centros de Control del Envenenamiento en Texas 
800-222-1222

o

División de Vigilancia Ambiental y Toxicología del DSHS 
512-776-7268
epitox@dshs.texas.gov

El mercurio en cremas para la piel

Comunicados de prensa 


Última actualización 13 de enero de 2020