• Contáctenos

    Prevención y Control del Tabaco
    1100 West 49th Street, MC: 1965
    Austin, Texas 78756

    Phone: 512-776-7111
    Fax: 512-776-7555

    tobacco.free@dshs.texas.gov

Cigarrillos electrónicos

photo of various e-cigarette and vaping devices

La epidemia del vapeo

El Departamento Estatal de Servicios de Salud (DSHS) de Texas y los departamentos de salud locales están investigando diversos casos de enfermedad pulmonar grave en personas con un historial reciente de vapeo.

El vapeo es el uso de un dispositivo electrónico (cigarrillo electrónico, e-cigarrillo, vaporizador, vapeador, pluma de vapeo, dab u otros) para inhalar sustancias (nicotina, marihuana, THC, THC concentrado, CBD, cannabinoides sintéticos, saborizantes u otras).

Obtenga información actualizada sobre los casos de enfermedad pulmonar grave causada por el vapeo en Texas.

Descargue el Aviso de investigación sobre enfermedad pulmonar grave.  

Para más información sobre el vapeo y cómo hablar con nuestros hijos sobre el vapeo, visite:

Si desea reportar un caso con una presentación clínica similar y un historial de vapeo, llame al DSHS al 512-422-0925 (24 horas al día, 7 días a la semana).

Cigarrillos electrónicos: Tendencias, datos y peligros asociados

Descargue la Hoja informativa sobre los cigarrillos electrónicos (en inglés).

Los cigarrillos electrónicos se introdujeron en el mercado estadounidense hacia 2007. Desde 2014, han sido el producto del tabaco de mayor consumo entre los jóvenes. En 2018, el uso de cigarrillos electrónicos (conocido también como “vapeo” o “Juuling”) alcanzó niveles de epidemia.

¿Qué son los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos (e-cigarrillos) son productos del tabaco. Algunos tienen el aspecto de los cigarrillos, puros o pipas tradicionales y otros tienen un diseño más moderno y estilizado, y parecen plumas para escribir o memorias USB. Estos productos suelen conocerse como ENDS (sistema electrónico de descarga de nicotina).

También se conocen como:

  • Mods
  • Plumas hookah
  • Vapeadores
  • Vaporizadores personales (o PV)
  • Sistemas de tanque
  • Jugo electrónico

¿Cómo se usan los cigarrillos electrónicos?

La mayoría de ellos tienen una batería, un elemento para producir calor y un lugar para contener líquido (como un cartucho o una cápsula). Cuando la persona utiliza el dispositivo, la batería calienta el líquido electrónico y produce un líquido en aerosol, y no vapor de agua. El aerosol se inhala luego hacia los pulmones. El uso del cigarrillo electrónico, con cualquiera de los nombres como se llame, se conoce como “vapeo”.

Los peligros asociados

  • La mayoría de los cigarrillos electrónicos contienen nicotina. La nicotina es una sustancia sumamente adictiva y, en el adolescente, puede dañar su desarrollo cerebral. En una persona, el cerebro continúa su desarrollo hasta la edad de 20 a 25 años. El consumo de nicotina en la adolescencia puede dañar los centros cerebrales que regulan la atención, el aprendizaje, el estado de ánimo y el control de los impulsos. La nicotina puede ser también la puerta de entrada para el consumo de otras sustancias.
  • Algunos cigarrillos electrónicos con saborizantes pueden ser inocuos cuando se comen, pero no cuando se inhalan. Esto se debe a que el intestino tiene mayor capacidad que los pulmones de procesar diversas sustancias.
  • Un ingrediente común en los cigarrillos electrónicos con saborizantes es el diacetilo. El diacetilo causa bronquiolitis obliterante, conocida como la ‟enfermedad de las palomitas de maíz″, que causa la cicatrización de las pequeñas bolsas llenas de aire en los pulmones. Esto provoca el engrosamiento y estrechamiento de las vías respiratorias, da lugar a sibilancias y dificultad para respirar y es un problema grave de salud.
  • Las baterías defectuosas de cigarrillos electrónicos han causado incendios o quemaduras y explosiones. Algunas de esas explosiones han provocado lesiones graves y la muerte.
  • Menores de edad y adultos han sufrido envenenamiento al tragar, inhalar o absorber el líquido de un cigarrillo electrónico a través de la piel o los ojos.

Se ha informado de casos de jóvenes y adultos jóvenes que presentaron convulsiones después de vapear. Las convulsiones son posibles efectos secundarios de la intoxicación por nicotina.

Datos a nivel nacional

En 2018, 20.8% de los estudiantes de preparatoria en EE.UU. informaron haber consumido cigarrillos electrónicos en los últimos 30 días. Esto indica un aumento del 9.1% en comparación con 2017. De 2017 a 2018, el número de estudiantes de secundaria en EE.UU. que usaron cigarrillos electrónicos en los últimos 30 días aumentó del 3.3% al 4.9%.

Datos en Texas

Según la encuesta de 2018 sobre el tabaco entre los jóvenes de Texas, 13% de los jóvenes usaron cigarrillos electrónicos en los últimos 30 días. Esto significa que el 18.9% de los estudiantes de preparatoria y el 6.0% de los de secundaria usaron cigarrillos electrónicos en los últimos 30 días.

Última actualización 25 de octubre de 2019