El Programa Pruebas de Detección Temprana a Recién Nacidos de Texas Salva a los Bebés

Page in English  

Cuando un bebé está enfermo, cada minuto vale oro. Los enfermeros de la unidad de Pruebas de Detección Temprana a Recién Nacidos (NBS) trabajan seis días a la semana, incluidos los días festivos, para proteger a los bebés de Texas. Las pruebas de detección temprana son de las cosas más importantes que se llevan a cabo en favor de la salud de su bebé recién nacido. La mayoría de los bebés con trastornos para los que se les realizan las pruebas parecen estar sanos al nacer. La única manera de detectar un trastorno peligroso es a través de las pruebas de detección temprana.

Para realizar las pruebas, se usan gotas de sangre tomadas del talón del bebé, las cuales se colocan en una tarjeta. La tarjeta impregnada se envía al Laboratorio del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) para su revisión. La prueba sirve para detectar trastornos que, de no abordarse a tiempo, causarían graves problemas, como retrasos en el desarrollo, enfermedades graves o la muerte. Los bebés con resultados anormales en las pruebas necesitan atención inmediata. 

Las Pruebas Se Realizan Dos Veces
A todos los bebés nacidos en Texas se les practican dos análisis de sangre que detectan 53 trastornos poco comunes. El primer análisis se realiza 24 a 48 horas después del nacimiento. El segundo se realiza en el primer chequeo del estado de salud general del bebé, cuando tiene una a dos semanas de edad.

Los resultados del análisis se envían a los enfermeros de NBS, quienes llamarán al médico del bebé, para que este reciba atención de seguimiento sin demora. Estos enfermeros trabajan diligentemente durante las primeras semanas de vida de un bebé para que reciba la atención que necesita.

El programa Pruebas de Detección Temprana a Recién Nacidos salva vidas. Hui-Ping “Jennifer” Huang, R.N. (enfermera titulada), es una enfermera de la unidad de NBS del Departamento Estatal de Servicios de Salud. Ella nos muestra cómo las pruebas de detección temprana a recién nacidos, la rápida intervención y una intensa labor de concientización han dado lugar a resultados muy positivos. Sin el programa Pruebas de Detección Temprana a Recién Nacidos del DSHS, la vida podría haber sido muy diferente para cada familia.

No Demorar el Tratamiento Ni en los Días Festivos

En el día de Año Nuevo, Jennifer recibió un resultado de NBS rotulado como "Urgente: anormal.” Los resultados marcados como "Urgente: anormal" exigen actuar de inmediato. En el caso de este recién nacido, la prueba de detección dio un resultado muy elevado para hiperplasia suprarrenal congénita (HSC). 

Hiperplasia Suprarrenal Congénita
La hiperplasia suprarrenal congénita es un trastorno endocrino causado por la insuficiente producción o la ausencia de ciertas hormonas suprarrenales. Si no se trata, puede provocar complicaciones, incluida la muerte.

Jennifer habló con el médico de turno para informarle del resultado urgente. “Hoy es día festivo, ¿y usted me está llamando con resultados de pruebas de detección a recién nacidos?” preguntó el médico. 

Jennifer sabía que este bebé necesitaba ayuda inmediatamente. “Le di al médico los signos y síntomas de una HSC con pérdida de sodio,” dijo Jennifer. “Después de que hablamos, el médico estuvo de acuerdo en que el bebé mostraba signos de una crisis suprarrenal.”

Con la recomendación de Jennifer, el médico ordenó la evaluación inmediata del bebé, un análisis de sangre y la consulta con un endocrinólogo pediátrico. Y luego, el médico remitió al bebé a la sala de urgencias del hospital. 

Hiperplasia Suprarrenal Congénita Con Pérdida De Sal
En los casos de HSC con pérdida de sal, las glándulas suprarrenales producen muy poca aldosterona, lo que hace que el cuerpo no pueda retener suficiente sodio (sal). Se pierde demasiado sodio en la orina (de ahí el término "con pérdida de sal"). Si no se diagnostica, los síntomas de una hiperplasia suprarrenal congénita clásica con pérdida de sal aparecen al cabo de unos días o semanas del nacimiento.

El análisis de sangre del hospital confirmó la emergencia médica. El bebé se encontraba en estado de shock a causa de la hiperplasia suprarrenal congénita, lo cual podría tener complicaciones graves, incluida la muerte. Un endocrinólogo pediátrico diagnosticó la HSC con pérdida de sal y trató al bebé. Los resultados de la unidad de NBS y la insistencia de Jennifer de que se hiciera una evaluación y se le diera tratamiento inmediato salvaron la vida del bebé.

Sin Posibilidad de Contactar al Médico del Bebé

En otra ocasión, la prueba de detección a un recién nacido mostró niveles excepcionalmente altos para HSC. Jennifer llamó al consultorio del médico del bebé para informarles sobre los resultados de la prueba. Jennifer le dio seguimiento al caso comunicándose a diario con el proveedor médico durante una semana. Cuando se comprobó que el consultorio del médico no podía localizar a la madre del bebé, Jennifer se comunicó con una trabajadora social para pedirle ayuda.

La trabajadora social encontró a la madre y al bebé al día siguiente. De inmediato, se realizó un análisis de sangre adicional y una segunda prueba de detección temprana. Ambos estudios mostraron niveles muy altos. Una intervención rápida permitió que un endocrinólogo pediátrico viera al bebé para darle tratamiento. La persistencia del personal de NBS y la trabajadora social salvaron la vida del bebé.

Las Apariencias Engañan

En otro hospital, unos padres recientes colocaban con sumo cuidado a su bebé en el asiento de seguridad del coche. El bebé se veía y actuaba como un recién nacido normal y sano; el bebé y la madre acababan de recibir el alta para irse a casa.

Sin embargo, la prueba de detección temprana a recién nacidos demostró que la realidad era otra. Jennifer recibió los resultados y supo que tenía que actuar de inmediato. Llamó al médico del bebé, quien aceptó realizar más pruebas. Jennifer se comunicó de nuevo para preguntar al médico por los resultados de sus pruebas.

“Sabemos que los resultados de NBS fueron muy anormales,” dijo el médico. “Nosotros vimos al bebé ayer y se encontraba estable. Los resultados del análisis fueron normales y no hubo signos ni síntomas de HSC.”

Al no recibir Jennifer los resultados del nuevo análisis de sangre, intentó comunicarse con el médico, pero nadie contestó a su llamada. Cuando por fin pudo hablar con el médico, dos días después, nuevamente le dijeron que no había motivo de alarma, ya que los análisis del bebé habían salido normales. Jennifer sabía que sí había motivo de alarma.

Ella destacó la presencia de los signos y síntomas de HSC con pérdida de sal y el hecho de que a veces es necesario realizar un análisis de sangre diario para asegurarse de que el bebé esté bien.

El doctor estuvo de acuerdo en que era mejor asegurarse, así que ordenó más análisis de sangre. Esta vez, el bebé fue diagnosticado con HSC con pérdida de sal y recibió tratamiento inmediato.

Al día siguiente, Jennifer recibió una llamada del médico para agradecerle su persistencia en asegurarse de que el bebé recibiera atención médica. El tratamiento para la HSC le salvó la vida al bebé.

Pruebas de Detección Temprana a Recién Nacidos: Por la Salud de Su Bebé

La detección y el tratamiento tempranos a recién nacidos salvan las vidas de los bebés. Asegúrese de que se le realicen estas pruebas a su bebé. Pregúntele a su médico sobre los resultados y responda rápidamente si su médico le pide que le lleve a su bebé para que le hagan más pruebas. Obtenga más información sobre la importancia de las pruebas de detección temprana a recién nacidos. 

Última actualización 26 de septiembre de 2018