Dolor en el Niño con Enfermedad de Célula Falciforme

Page in English

Crisis de dolor en niños con enfermedad de célula falciforme

Las crisis de dolor se presentan con más frecuencia en niños mayores con enfermedad de célula falciforme, aunque también se pueden presentar en bebés y en niños pequeños.

¿Cuál es la causa de estas crisis de dolor?

La causa exacta del dolor no se conoce. Se piensa que los glóbulos rojos quedan atrapados dentro de un vaso sanguíneo e interfieren con el flujo normal de la sangre. Si el flujo de sangre se reduce aún en una área muy pequeña del cuerpo, puede causar dolor.

En ocasiones se puede ver hinchazón el la área adolorida. En niños menores de 2 años la hinchazón por lo general se nota en los brazos y/o las piernas. Presentar hinchazón no es un síntoma de que algo está muy mal, pero en algunos casos muy raros, la hinchazón y dolor se pueden deber a una infección en un hueso. Un niño que tenga hinchazón que no sea de los pies o manos debe ser visto por un médico.

¿Dónde se presenta el dolor?

Por lo general el dolor se presenta en los huesos, pero puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo (pecho, estómago, manos y/o pies, espalda, etc). Estas crisis generalmente no son peligrosas. Pueden sentirse por varias horas, días o hasta una o dos semanas.

 

¿Qué se puede hacer para aliviar el dolor?

Las crisis de dolor pueden ser leves, moderadas o severas en términos del dolor que siente su niño. El malestar generalmente se puede reducir tomando analgésicos y bebiendo muchos líquidos. Un niño puede rehusarse a usar la parte del cuerpo donde siente dolor. Si el niño no quiere pararse, caminar o usar una parte del cuerpo debido al dolor, no lo fuerce. En cuanto desaparesca el dolor estará activo nuevamente.

Para aliviar el dolor, dé acetaminofén (Tylenol) cada 4 horas. Puede usar Ibuprofen en vez de Tylenol.


 

Última actualización 06 de diciembre de 2019